Para la adecuada valoración de la talla de un niño es importante considerar los distintos factores que intervienen e interactúan en el correcto desarrollo infantil:

Factores endógenos (propios del niño):

  • Factores genéticos del crecimiento: Existen genes en el cuerpo humano que participan en el crecimiento de un niño y que son heredados de ambos padres. Los genes del crecimiento de los papás determinan el 80% de la talla final adulta de su hijo.
  • Factores hormonales del crecimiento: Durante la etapa fetal interactúan genes y hormonas producidas por el bebe y la placenta para cumplir la función del crecimiento y después del nacimiento la hormona de crecimiento y las hormonas tiroideas realizarán esta función. En la pubertad las hormonas sexuales (que son las que dan los cambios de la adolescencia) se suman a la función del crecimiento para culminar en la talla final adulta.

Factores Exógenos (externos):

  • La alimentación correcta del niño aporta el material energético necesario para su crecimiento. La desnutrición o enfermedades que no permitan la absorción adecuada de los nutrientes pueden dar como resultado una talla baja.
  • Hábitos: La práctica regular del ejercicio para niños es beneficioso para el crecimiento, no así el de competición o alto rendimiento. El sueño durante la noche y de manera temprana es otro factor que influye en la producción de la hormona de crecimiento natural.
  • Psicológicos y afectivos. Alguna privación emocional, anorexia y depresión pueden provocar alteraciones en el crecimiento.

De este modo, la talla máxima adulta se verá influenciada por la interacción de estos factores. La expresión de los genes dependerá del estado de salud, psicológico y nutricional del niño.

Actualmente el tema de crecimiento infantil es importante ya que la talla baja no solo afecta de manera psicológica (autoestima, bullying, etc), sino también en el desarrollo social e incluso en la vida laboral.

Talla Baja

Se considera que un paciente tiene talla baja, cuando su estatura  se encuentra situada por debajo de 2 desviaciones estándar (-2DE) del promedio poblacional esperado para su edad y sexo o por debajo de la percentila 3 en las gráficas de crecimiento infantil. Es importante tener en cuenta que aunque el niño se encuentre con una talla en percentila normal al principio, si la velocidad de crecimiento  medida en periodo mínimo de 6 meses de observación está por debajo de la percentila 25 para las curvas de crecimiento, ese niño requiere un abordaje para descartar trastornos del crecimiento. El concepto de talla baja incluye tanto a aquellos niños con talla baja secundaria a una enfermedad (talla baja patológica), como a los que presentan una talla baja considerada como una variante normal (talla baja idiopática).

*Recuerda que los datos obtenidos de la medición del niño serán analizados por el médico pediatra endocrinólogo, quien mediante la Talla Blanco Familiar o Talla Diana (Talla obtenida mediante la estatura de ambos padres) podrá determinar las desviaciones estándar en las gráficas de crecimiento.

Algunos de los factores que pueden afectar el correcto crecimiento en niños son los siguientes:

  • Factores hereditarios
  • Retraso en el desarrollo de la pubertad
  • Enfermedades crónicas
  • Artritis reumatoide juvenil
  • Anemia de células calciformes
  • Enfermedades cardiacas congénitas
  • Síndrome de Turner
  • Craneofaringioma
  • Trastornos de malabsorción
  • Pubertad precoz
  • Enfermedad renal
  • Diabetes
  • Asma
  • Talasemia
  • Acondroplasia
  • Hipopituitarismo
  • Raquitismo
  • Entre otros

Te invitamos a que agendes una cita para que uno de nuestros médicos endocrinólogo especialistas pueda hacer un diagnóstico personalizado de tu hijo y diseñar el tratamiento adecuado en caso de requerirlo y no sufra de estatura baja.

Es muy importante hacer hincapié en que debe será antes de la pubertad pues una vez cerrados los cartílagos de crecimiento ya no es posible ayudarlos.

¡VEN Y CONÓCENOS!